Yo no quiero cobardes que me hagan sufrir

Me hace mal, me hace muy mal pero… no estoy enamorada. Entonces por qué ese malestar, por qué esa sensación de que el mundo se ahoga en esas lágrimas que no son por amor si verdaderamente no lo amo. Entonces, ¿de qué son?
Más de una vez tuve la sensación de que lloraba por amor cuando, con el tiempo me di cuenta que en verdad no lo era, ¿esta es una vez más? Debe serlo, porque tanto yo como mis amigas sabemos muy bien que no estoy enamorada de él. Entonces, ¿Por qué lo prefiero más que a cualquiera? ¿Él es mi gran amor o solo, como decía con mis amigas, un chico más?
Sabiendo lo que hace, conociéndolo, ¿por qué sigo apostándole a él?
Me pregunto, si en algún momento, las chicas no podemos pasar el tiempo de nuestras vidas pensando en un chico; no conozco a una que no lo haga ¿A los chicos les pasa lo mismo? Él, ¿tendrá a su chica de los sueños? Esa, a la que cada minuto está pendiente de ella que, definitivamente, yo no soy y lo sé muy bien, no es de resentida ni más ni menos, solo sé que él me dice esa cosas tan tiernas porque lo hace con todas y es lógico, más que lógico, visible, público.
Pero seguramente que con esa chica; su chica, su princesa, su sueño; él no es como es con todas, debe decirle cosas tan especiales que todos con solo leerlo nos podríamos enamorar a través de una pantalla.
Sin conocerlo, fue así como de apoco me fui envolviendo en sus bellas palabras y cuando ya había caído, me di cuenta de que para él fui, soy y siempre voy a ser una más. Jamás como ella.
Y ahora, ¿qué debo hacer?, ¿rendirme?, ¿tirarme a la cama a llorar? O simplemente seguir, duela lo que duela, cueste lo que cueste, seguir.
No sé bien que deba hacer por más consejo que escuche, pero es muy evidente que voy a seguir remándola, porque me puede, porque cuando dije que lo olvidé con solo decirme “hola” me derretí como cubito al sol. Y antes de volver a cometer ese error, que me hace mal, porque nuevamente me agarra la depresión, prefiero decir que él, por más de que no me ama, es ese chico en este momento de mi vida.